Concepto Fluidización en Silos o Tolvas

Uno de los factores críticos en un proceso de manejo de sólidos que involucra el almacenamiento en estructura tipo silo o tolva, es la capacidad que tenga el material para "caer" de una manera natural, sin generar atascamientos dentro de la tolva. Para ello, es importante que al momento de realizar el diseño se considere un esquema correcto de la tolva, será el diseñador el responsable de considerar el ángulo de caída del material que trabajará dentro del silo, de esta manera se garantizará que la caída del material será adecuada y de manera controlada hacia el proceso. A pesar de completar este primer paso, en la práctica, los responsables de los procesos productos que involucran silos o tolvas intermedias de almacenamiento, se han percatado de que existen materiales que al transcurrir tiempo dentro del silo o tolva, estos tienden a perder sus propiedad de “caída”, esto se debe principalmente a la pérdida de fluido (aire o gas) entre cada una de las partículas del material granulado, este problema se puede comprender considerando los patrones de flujo de descarga. El patrón de flujo (gradientes de velocidad y zonas muertas) y las tensiones dentro del material a granel durante la descarga de un silo, contenedor o tolva dependen de la fricción entre las partículas (fricción interna), la fricción entre las partículas y la pared (fricción de la pared) y la inclinación de la sección convergente (semiángulo de la tolva). La figura 1 ilustra los dos patrones de flujo principales: flujo másico y flujo de embudo. El flujo másico ocurre cuando el cono es suficientemente liso y / o empinado para asegurar el movimiento de partículas a lo largo de la pared. El flujo de embudo se produce en tolvas con un ángulo de cono más superficial, lo que permite que se desarrolle una región estancada a lo largo de las paredes de la sección convergente y se extienda a la sección cilíndrica. Cada uno de estos regímenes de flujo crea patrones de estrés y gradientes de velocidad únicos dentro del silo, por lo que deben tratarse de manera diferente.


Considerando lo anterior y los más de 30 años de experiencia, los fluidizadores Solimar ayudan a eliminar la fricción entre las partículas y la fricción entre las partículas y la pared de la tolva, lo que permite obtener una mejor descarga del material, optimizando los tiempos de procesos. Los fluidizadores para Silo brindan un Flujo y descarga uniformes en materiales secos a granel a través de aireación y vibración sobre las paredes de la tolva. Evita el atascamiento, la formación de vacíos y la compactación en silos de almacenamiento, recolectores de polvo, recipientes y contenedores de productos a granel intermedios.


El concepto de aireación para “aflojar” el producto de Solimar, se base en la teoría de que el flujo direccional de aire, fuerza el aire a lo largo de la pared del depósito, la vibración suave mantiene el flujo del producto sin taponamiento de la línea de aire y los discos patentados sellan herméticamente con un duradero diseño que no se rompe. Algunas características importantes de los fluidizadores Solimar:

  • Material compatible: caucho de silicona en azul o blanco (aprobado por la FDA) o negro o blanco EPDM. Temperaturas de hasta 450 °F (230 °C).

  • Versatilidad: Numerosas combinaciones de vástagos, conectores y líneas de aire. Modelos para alta presión/bajo volumen o baja presión/alto volumen.

Figura 1: Los sólidos que descargan desde una tolva pueden exhibir un flujo másico, en el cual todos los sólidos están en movimiento (a), o flujo de embudo, que se caracteriza por una zona estancada a lo largo de las paredes (b).


Descubra cómo los sistemas de aireción o fluidización en tolvas o silos funciona:

#fluidizacion #manejodegranelseco #aireaciónentolvasilos #solimar

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Basic Square

© 2020 por Proyectos Ingeniería e Innovación

  • Facebook icono social
  • Instagram

Creado con wix.com